Todos sabemos lo engorroso que puede resultar reparar una mancha de humedad en el pasillo o una habitación de casa procedente de nuestra ducha/ bañera. Y ya no digamos lo incomodos que nos podemos sentir cuando es tu adorable y anciana vecina de abajo la que te llama la atención porque es su baño el afectado.

Muchos recurrimos al seguro del hogar para estas cosas, pero a menudo, no tiene cobertura al tratarse de una falta de mantenimiento.

En Instalaciones y construcciones Galápagos, nuestra máxima es: más vale prevenir que curar!!! Y por eso, os vamos a dar cinco tips imprescindibles para tener un buen mantenimiento de tu ducha /bañera que te ayudaran para lidiar con estas situaciones.

Limpiar desagüe en cada uso

Es importante que no aseguremos que el desagüe queda limpio de cabellos cada vez que usemos la ducha/bañera, pero también seria conveniente que comprobemos una vez por semana que la válvula del desagüe está correctamente enroscada evitando el derrame fuera del sistema de recogida de agua.

Repasar la junta de las baldosas (borada)

Con el paso de tiempo y la acción del agua, el material que une las baldosas se puede resquebrajar y caer, haciendo que el agua empape la pared y veamos la mancha por el otro lado. Es por ello, que recomendamos repasar las juntas con material especial de juntas de baldosas, una vez al año. Empresas como Weber o Sika tienen excelentes materiales con un gran comportamiento en cuanto a durabilidad y fiabilidad que nos ayudará a mantener a raya las juntas.

Limpiar y repasar la grifería

La grifería es una parte muy importante de nuestra ducha/bañera. Contar con marcas de calidad puede evitar un disgusto a corto plazo, así como maximizar el ahorro en el consumo de agua. Grandes marcas como Roca o Grohe pueden ser un gran aliado a la hora de mantener nuestra grifería en un buen estado.

También será muy importante que cada tres meses limpiemos el filtro del grifo que suele acumular cal y repasemos la junta de la grifería con la pared añadiendo material.

Renovar el cordón de unión con la pared

La unión de tu ducha/bañera con la pared suele estar compuesta por una gruesa capa de silicona a la que llaman cordón. Su función es eliminar cualquier poro que facilite que el agua de la ducha traspase al otro lado y acabe empapando la pared.

Es conveniente que renovemos este cordón de silicona periódicamente para evitar males mayores y, de paso, evitar esas manchas negras de moho tan poco estéticas. Cada seis meses retiraremos el cordón de silicona viejo y aplicaremos uno nuevo para dar un aspecto impecable a nuestro baño.

Sustituir tu vieja bañera por una ducha

Una bañera vieja puede ser motivo de filtración ya que al envejecer se producen roturas en el esmaltado que facilita la corrosión del hierro que compone su estructura.

El mercado tiene materiales que te pueden ayudar a reparar el esmalte roto aunque, si buscar una solución de larga duración, no hay nada como cambiar una vieja bañera por una flamante y funcional ducha.

Una ducha nos permite ahorrar tiempo pero también dinero, ya que reduce el consumo de aguade 230l a 120l aproximadamente.

Siguiendo estos sencillos consejos, no tenemos dudas que tu baño se mantendrá en optimas condiciones y de paso tendrá un aspecto resplandeciente. Si necesitas ayuda para realizar los mantenimientos o bien deseas darle un cambio de look solo tienes que preguntar aquí y estaremos encantados de ayudarte.

×